Magnetismo

TRATAMIENTO POR MEDIO DE MAGNETOS

El tratamiento con magnetos puede resultar ser una ciencia exacta o una apliación de tipo general. Ya que casi ningún daño puede hacerse cuando se siguen las reglas cubriremos lo que sabemos que es una regla general en el uso de la terapia magnética. (Nota del editor: Esto sólamente deberá de considerarse para uso experimental y no para tratamiento.)

La terapia magnética es una variante de una bien conocida técnica de la electro terapia. Una principal diferencia entre los impulsos eléctricos y los magnéticos es que las ondas eléctricas se absorven por la capa exterior de la piel y viajan por medio del acojinado graso que actua como aislamiento, mientras que con los campos magnéticos la corriente pasa totalmente sin estorbos a través del cuerpo y llegan a cada una y todas las células dentro del campo de energía del magneto. La terapia magnética es un método de tratamiento ya establecido en hospitales y en las oficinas de Doctores en muchos países
europeos.

Los magnetos tienen el mismo efecto como una terapia de estimulación eléctrica inalámbrica, o sea, las ondas magnéticas inducen mini corrientes en el cuerpo. En términos neuropatológicos, el efecto de estas corrientes es corregir las reacciones del sistema nervioso y balancear los órganos y las áreas involucradas en funciones anormales.

El cuerpo es el lugar, no sólo de procesos bioquímicos sino también de procesos bio-eléctricos, los cuales se desvían de lo normal en casos de enfermedad, y por lo tanto un tratamiento puede administrarse no sólo por medios farmacológicos sino también por métodos electromagnéticos al ser emitidos por un magneto adecuado siendo el tratamiento llamado Terapia Magnética. Para mejor comprender como usar los magnetos primero tenemos que estar enterados de como la energía del polo negativo (norte) y la del positivo (sur) afectan el área expuesta a dichos campos magnéticos.

CREDITOS: Principios de la terapia Magnética

Deja un comentario

Deseas informes? Click Aquí