Yoga

4 Consejos para iniciarte en el yoga

En la actualidad nuestra sociedad lleva un ritmo de vida tan acelerado, que diariamente podemos llegar a sentir que no disponemos del tiempo suficiente para realizar todas nuestras tareas en casa y en el trabajo, y al continuar con este ritmo, algunos pueden llegar a sentirse exhaustos, cansados, sin energía e incluso, sin motivación. Este sería el momento más oportuno para reconocer y elevar la importancia de desarrollar prácticas de autocuidado, como por ejemplo el yoga, que nutre nuestro bienestar en general y nos permite reconectarnos con nosotros mismos y expandir nuestra consciencia como ser humano. 

El adoptar una práctica regular de yoga es una excelente manera de ayudarnos a reconectar con la esencia de la vida en sí. El yoga es una práctica espiritual que se desarrolló hace miles de años atrás, por lo que si has estado coqueteando con la idea de iniciarte en el yoga, pero aún no estas estas seguro, te invito a que mantengas una mente abierta y libre de juicios al leer estos consejos básicos que te ayudarán a tomar una decisión. 

1) ¿Por qué practicar yoga? El yoga es un estilo vida cuyas prácticas se centran en traer la unión y la conexión entre nuestra mente, cuerpo y respiración. Su práctica es una gran herramienta que nos ayuda a crear un espacio de autocuidado y autorreflexión en nuestro día a día. El yoga abarca diferentes prácticas, pero estas tres han captado más la atención: 

a) Práctica de Asanas (Posturas Físicas) facilitan el movimiento del cuerpo ayudándolo a drenar cualquier tipo de tensiones acumuladas por exceso de estrés o traumas, ayudándonos a sentirnos más relajados y cómodos 

b) Práctica de Pranayama (Ejercicios de Respiración) facilitan la oportunidad de profundizar y maximizar la distribución equitativa del oxígeno que entra en nuestro sistema respiratorio, cardiovascular y en nuestro cerebro, y ayuda a incrementar la energía corporal, mejora la circulación sanguínea y reducir los niveles de inflamación en el cuerpo.

c) Práctica de la Meditación (Calmar la Mente) nos facilita un espacio de silencio intencional para simplemente estar, tal y como somos, en un momento determinado aprendiendo a observar (como un testigo silencioso) nuestros pensamientos y emociones sin emitir juicio alguno. Esto ayuda a darle claridad y enfoque a nuestra mente y aumenta nuestra capacidad de sentir compasión por nosotros mismos y por todo lo que nos rodea.

2) Los beneficios de yoga se pueden apreciar y sentir cuando el yoga se practica regularmente. Cada practicante siente los beneficios de diferente manera, pero en general, se sienten en el cuerpo físico y a nivel emocional, en el carácter, en la habilidad de desarrollar y profundizar las relaciones personales (incluyendo la relación con nosotros mismos), en el despertar de la consciencia interna y así como también, en la capacidad de conectarnos intencionalmente con todos y con el medio ambiente desde un lugar de bondad, compasión y humildad. En la medida que su práctica vaya naturalmente creciendo y evolucionando, se van incrementando los beneficios del yoga en nuestro ser al ayudarnos a sentir más conexión con nuestro yo interior, lo cual nos ofrece un estado interno de balance, calma, paz y amor, dándonos más confianza en la vida misma y en su fluidez.

3) ¿Cómo empezar? Este paso es el más divertido, y tal vez para algunos el más intimidante por lo que es aconsejable ¡empezar desde el principio! Durante el aprendizaje, y como cualquier otra actividad nueva, pasaremos por momentos de incomodidad todo lo cual se supera al entender y practicar lo básico, para luego ir creciendo gradualmente y a nuestra propia velocidad. Por ello:

a) Si está a tu alcance, toma una clase de yoga para principiantes e infórmale al profesor de yoga, que eres nuevo y que es tu primera clase. 

b) Considera que hay muchos estilos de yoga cuya finalidad es desarrollar la conexión entre el cuerpo, la mente y la respiración por lo que, si está a tu alcance, practica diferentes estilos para que puedas identificar cuál estilo de yoga te resuena más en este preciso momento de tu vida. 

c) Considera que existen diferentes y talentosos profesores de yoga, por lo que es recomendable practicar al principio con varios profesores de yoga, lo cual te dará la oportunidad de experimentar y poder encontrar cuál es el profesor que te ofrece la energía y el carisma que más resuena contigo. 

4) ¿Cómo practicar yoga en casa? El practicar en casa puede que sea confuso si no sabemos cómo comenzar. Por ello:

a) Asegúrate de tener un espacio en casa donde puedas practicarlo con la menor interrupción posible.

b) Escoge un día de la semana y una hora del día donde puedas practicarlo con la menor interrupción posible. 

c) Decide el estilo de yoga que sabes nutrirá tu ser y tu cuerpo. Es importante recalcar la gran diferencia de practicar lo que necesitamos en vez de lo que queremos, lo cual ayuda encontrar nuestro balance interno. 

d) ) Ten a tu disposición las herramientas básicas de yoga para el estilo que escojas. Ropa cómoda, una esterilla de yoga o una toalla larga, los bloques de yoga o unos libros gruesos, una cobija o manta, y una cinta de yoga o correa larga.

e) Escoge tu clase y profesor de yoga en línea y/o practícala por ti mismo dejándote llevar por tu intuición.

Esos son sólo algunos consejos que espero te ayuden a encontrar tu inspiración y motivación para iniciarte en el camino del yoga. En mi opinión es una aventura muy enriquecedora y transformadora; nos da la oportunidad de crecer y mejorar como ser humano, y nos ayuda a practicar el no juzgar y el sentir compasión hacia otros seres, hacia uno mismo y hacia cualquier otra circunstancia en la vida. Te deseo lo mejor y culmino con esta famosa cita de una de las Escrituras más antiguas del yoga: «El yoga es el viaje del Ser, a través del Ser, hacia el Ser» – El Bhagavad Gita.-

Creditos: Yoga Internacional

Deja un comentario

Deseas informes? Click Aquí